Jueves 3 de Diciembre de 2020

18.5°

EL TIEMPO EN SAN MARTIN

22 de febrero de 2019

Francisco y la tolerancia cero contra los abusos en la Iglesia

En la apertura de la cumbre antipederastia, el Papa fue claro en cuanto a su postura: escuchar a las víctimas y pedir perdón.

Por Alicia Barrios 
@Alicia_Barrios

Llegó el día: 21 F. La apertura de la cumbre antipederastia presidida por Bergoglio. Él sabe que sé y sé que él sabe que es un ser a quien no lo traicionan la ansiedad ni los nervios. Jamás lo van a superar las expectativas de los demás. Francisco obedece a Dios, no a las presiones. Hablo de oír al otro, a los que quedaron niños pidiendo justicia por los abusos de los curas. Este es el papado del apostolado de la escucha. El padre Jorge lo transita con un oído en el pueblo y el otro en el evangelio. 

El Aula Sinodal solo se abre para eventos especiales. Estaba repleta con los 190 participantes de los cuales 114 son los obispos presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo. Sin que le tiemble la voz y con mirada seria empezó diciendo que ante los abusos sexuales ha decidido interpelarlos a todos. No es aconsejable estar en el lugar de la mirada seria de Bergoglio. Es un momento que no es para envidiar. 

Allí quedó claro: no hay que excusarse, ni huir por la tangente alegando que los abusos también suceden en otros ámbitos. Ese mito de la iglesia sin mancha ni arruga, definitivamente, quedó sepultado en el pasado. Esto quiere decir que la verdadera historia de la iglesia, no la escriben solo ellos, sino los testimonios de los Santos, Santas y todos aquellos que son parte del pueblo de Dios. Lo cierto es que la imagen del prestigio de la iglesia está dañada. Este es el tiempo de reparar. Por eso se habla de tolerancia cero. El único que dio este paso en la historia del Vaticano fue Bergoglio, a quien no le faltó coraje para seguir adelante. 

La cumbre cuenta con la presencia de 190 participantes.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!